título de la novedad
2018-09-27
Por: LPC

Cómo lucir bien con una camisa

Una camisa, que tradicionalmente ha sido considerada como una prenda de vestir formal, es una gran aliada para los atuendos informales hoy en día. Para lograr que luzcas tal como esperabas, toma en cuenta los siguientes consejos:

 

El corte. Para evitar que la camisa te quede más grande, más suelta o más ceñida de lo que esperabas, revisa antes cuál es el corte. Comprueba cómo te queda respecto a las mangas, el cuello el puño y qué tan cómodo te sientes.

 

Una vez que hayas comprobado que te queda bien, revisa que el corte sea ideal para ser utilizada por fuera, es decir, desfajada. Para ello tienes que observar qué tan largo es el corte: si una vez puesta la camisa llega más abajo del tiro de tu pantalón, esa camisa no es apta para ello y por consiguiente, debes fajarla; por el contrario, si entre la camisa y el tiro del pantalón hay por lo menos 10 cm de distancia, esa camisa es adecuada para lucir por fuera del pantalón.

 

Por otro lado, con las mangas habría menos problema, ya que, si son demasiado largas, puedes doblarlas.

 

El estampado. Las telas con estampados llamativos han estado en boga los últimos años; ya sean patrones florales o geométricos (como las camisas de cuadros), las camisas con estampados son una excelente opción para lucir un look desenfadado y casual.

 

El cuello. Si bien una camisa está diseñada para llevar todos los botones cerrados, el mantener los superiores abiertos da un toque casual y visualmente puede ayudar a alargar el cuello. Así que puedes mantener abiertos dos o tres botones, con ello será suficiente.  Si te gusta jugar con los estilos, puedes mantener los botones de la camisa cerrados con una camisa de manga corta.

 

No temas probar con nuevos estilos, ya que las camisas pueden ser tan versátiles como tú lo desees.

Fuente: